1 Año

Ese es el tiempo que llevaba sin publicar nada en esta hermosa comunidad.

No sé vosotros, pero yo lo extraño tanto y he decidido tantas veces poder hacer como antaño, cuando estaba en La Coctelera y podía publicar con frecuencia o de mes en mes… pero trabajar con ordenadores ha acabado haciendo mella en mi vista ya no tan perfecta como hace unos años. Llega en punto que me dice, por hoy ya no más pantalla.

Cierto que en… ¿diciembre? Pasé por acá releyendo y comentando lo que no había podido leer en su momento.

Recuerdo que nuestra compañera Gabriela nos daba la gran noticia de que todo iba mejorado en Santa Olga desde los terribles incendios que vivieron.

Eso me recuerda que un año más llego MUY tarde para decíroslo, pero… ¡Feliz 2018 con mucho retraso! Espero de corazón que estos primeros 4 meses del año os hayan traído mucha dicha y avance profesional y personal, pero sobre todo mucha salud.

Espero poder regresar pronto y ver que hay más novedades por estos lares o que, al menos, alguien más haya publicado algo.

Saludos y abrazos para tod@s.

Anuncios

Gritos que nadie oye porque no abro la boca

“Levantarse por la mañana y leer algo así de una amiga, pero aún más importante, de alguien con quien nunca he definido lo que significa amor para mí, me hace ver, dentro de mi locura, que no estoy loca.
Leedlo. Vale la pena”.

Sigue leyendo

El cambio nos va bien

El cambio nos va bien, llega cuando menos lo esperamos pero nos queda bien… porque siempre habrá algo que rectificar, algo que mejorar, algo que descubrir, otras formas, nuevos aprendizajes, las recompensas de lo que se transforma… entonces nos va bien. Sigue leyendo

Pasión y esfuerzo…

Aunque las fuerzas no den para más y el cansancio ya no dé más de si.
Aunque el sueño esté presente a cada segundo y el estrés te persiga a cada minuto.
Aunque las horas del día no den para todo lo que se debe hacer…

Sigue leyendo

Siempre hay una manera de continuar

Si la fe se ha consumido, no habrá nuevos comienzos.

Así que ponte atento(a):

Por más complicada que sea una situación, si esta nos importa encontraremos nuestra fe y daremos el siguiente paso, tendremos la mirada fija en el objetivo y sortearemos los obstáculos de uno en uno. Sigue leyendo

El fantasma que te sigue

Cuando la mente se empeña en que la idealización tenga un rostro, un nombre, una voz… la persona en la que es depositada de repente tiene un fantasma que lo sigue, es quien queremos que sea, con tantas virtudes como las vamos deseando, se convierte en un personaje, con una esencia de vida invisible, ignorada por necesidad y algunas veces esa situación llega a ser tan interesante que se convierte en una invención compartida.

Sigue leyendo